Beneficios del Régimen Contributivo

Pensión por Vejez

La pensión por vejez comprende la protección del pensionado y de sus sobrevivientes. Se adquiere derecho a una pensión por vejez, cuando el afiliado acredite:

  • Tener la edad de 60  años o más  y  haber  cotizado  durante  un  mínimo  de  trescientos  sesenta (360) meses
  • Haber cumplido 55 años o más y acumulado un fondo que le permita disfrutar de una jubilación al menos superior en un cincuenta por ciento (50%) a la pensión mínima.

El pago de la pensión se realiza con el saldo de la Cuenta de Capitalización Individual (CCI) optando por una de las modalidades siguientes:

Retiro Programado:

Modalidad de pensión que la AFP paga al pensionado mensualmente, con cargo a la Cuenta de Capitalización Individual. En esta modalidad el afiliado conserva la propiedad de sus fondos. Si el pensionado fallece, el saldo de la CCI se entrega a los beneficiarios legales.

Renta Vitalicia:

Modalidad de pensión que contrata el afiliado al momento de pensionarse con una Compañía de Seguros, y esta  paga al afiliado mensualmente y de por vida una renta.  Dicha compañía asume el riesgo de longevidad a cambio de la propiedad del fondo, por lo que, si el pensionado fallece la compañía conserva el saldo de la CCI

Trámite: 

  • Acudir personalmente a la oficina de atención al público de AFP POPULAR  e identificarse a través de su cédula de identidad.
  • Suscribir el formulario de "Solicitud de Pensión por Vejez."
  • Entregar extracto del Acta de Nacimiento legalizada.
  • Copia de la cédula de identidad o del carné de seguridad social.